Andrés Manuel López Obrador de frente con el Papa Francisco